AUMENTO DE LABIOS Y REJUVENECIMIENTO PERIORAL

imagen de nanofat cirugia estetica madrid doctor sarmentero eliminacion de ojeras
OJERAS Y ÁREA PERIORBITARIA. NANOFAT
17 febrero, 2021

AUMENTO DE LABIOS Y REJUVENECIMIENTO PERIORAL

 

Los labios y el área perioral pueden presentar diversos defectos de origen congénito o por el envejecimiento. Existen numerosos procedimientos para corregir todos ellos, desde el popular aumento de volumen de los labios mediante el empleo de inyectables, hasta el lifting de labio superior o el tratamiento de las arrugas de expresión. Como en todo lo relacionado con la Cirugía Plástica y la Medicina Estética, la realización de diversos procedimientos simultáneamente en un mismo paciente incrementa notablemente los resultados globales. Así, por ejemplo, realizar un Lip-lift junto a un aumento de labios en la misma sesión ofrece unos resultados más interesantes que ambos procedimientos por separado. Eliminar las arrugas periorales al mismo tiempo que se perfilan unos labios más definidos, también mejora notablemente el rostro en general.

En este artículo describiremos los tratamientos más actuales en lo referente a los labios y el área perioral desde el punto de vista de la Cirugía Estética. La mayoría de estos tratamientos se pueden realizar en Consulta bajo anestesia local y de forma ambulatoria. Otros se deben realizar bajo anestesia general en el Hospital, en el transcurso de una intervención de mayor envergadura. La boca, como los ojos, son aspectos muy relevantes en las relaciones sociales y en el lenguaje corporal, por lo que el atractivo de una persona está muy relacionado con la ausencia de defectos llamativos en estas áreas.

Aumento de labios. Ácido Hialurónico.

El empleo de inyectables con gel de Ácido Hialurónico representa el procedimiento más común para incrementar el volumen y la definición de los labios. La facilidad del proceso y la rápida recuperación lo ha hecho muy popular. Se realiza mediante inyección con jeringas precargadas de gel que ya contiene anestésico, no precisando aplicar anestesia local previa. En los casos en que no precisen un notorio incremento de volumen sino solo una definición del perfil de los labios, representa el material idóneo. En el mercado existen otros productos inyectables, como el colágeno o la hidroxiapatita cálcica, pero ninguno de ellos ofrece mejores resultados que el Ácido Hialurónico. Presenta el inconveniente de su temporalidad.

Su duración antes de ser reabsorbido por el organismo oscila entre los 2 y los 9 meses. Este amplio rango es muy variable de unas personas a otras, existiendo pacientes en los que el producto se mantiene de forma prolongada y otros en los que se reabsorbe en muy poco tiempo. No está exento de potenciales complicaciones, pudiendo aparecer nódulos o granulomas a cuerpo extraño en algunos casos. Cuando esto ocurre se puede recurrir a la Hialuronidasa, un inyectable líquido enzimático específico que tiene un efecto disolvente sobre los productos de relleno no autólogos. Aumento de labios permanente.

Infiltración con grasa autóloga.

En las últimas décadas, el empleo de la grasa autóloga del propio paciente se ha convertido en un procedimiento empleado cada vez más en Cirugía Plástica, incluido en el aumento de volumen de los labios. La transferencia de grasa en cualquier área tiene siempre una intención de que sea permanente. A pesar de que la grasa transferida se puede reabsorber parcialmente durante las semanas o meses posteriores, lo normal es que persista una cantidad significativa de ella de forma estable. Esta grasa transferida se comporta como un autoinjerto, lo que tiene la gran ventaja de no provocar ningún tipo de rechazo o reacciones a cuerpo extraño. El procedimiento consiste en extraer grasa de algún área donante del propio cuerpo (habitualmente el abdomen, cara interna o externa de muslos, etc.), mediante una pequeña Liposucción con una cánula de 2 mm y una jeringa de 5-10 cc, todo ello bajo anestesia local. Esta grasa extraída es sometida en fresco a un proceso de purificación mediante centrifugado. Esta grasa extraída (3-5 cc) se transfiere a jeringas de 0.5 -1 ml y se reinyecta en los labios mediante una minuciosa técnica descrita por Coleman. A pesar de realizar escrupulosamente el procedimiento, la grasa inyectada tiene una evolución impredecible y tiene tendencia a reabsorberse de forma parcial. Por ello se suele realizar una leve sobrecorrección, previendo esta pérdida potencial. Por término medio se pierde un 20-30% de la grasa inyectada, tanto en los labios como en el resto de las áreas. La solución es que, en aquellos casos que lo precisen, se realiza un segundo lipoinjerto transcurridos 2-4 meses desde el primero, precisando esta vez una cantidad inferior de grasa. Lo habitual es que tras este segundo tratamiento los resultados ya sean probablemente persistentes, ya que en los segundos procedimientos la grasa suele prender mejor. De forma simultánea en la misma sesión, puede inyectarse grasa en diferentes áreas del rostro, como los surcos nasogenianos, área periorbitaria o pómulos. La grasa puede también provocar la aparición de nódulos inflamatorios o pequeños quistes. Estos pueden tratarse con la inyección de un antiinflamatorio (triamcinolona) o esperar a que se resuelvan espontáneamente.

El empleo del lipofilling o lipotransferencia a nivel facial es uno de procedimientos más interesantes para obtener un rejuvenecimiento prolongado en el tiempo. Aumento de labios con injerto de Dermis: Es el procedimiento óptimo en los casos que se realicen otro tipo de intervención quirúrgica, como un Lifting Facial, una Abdominoplastia o una revisión de una cicatriz abdominal, por poner unos ejemplos. La piel extraída se puede tallar, eliminando la epidermis y creando unos cilindros o tiras de material autólogo compuesto de dermis y tejido graso subcutáneo que se implantan en ambos labios. Para ello se emplea una pinza curva especial que introduce el injerto por una comisura del labio hasta la comisura opuesta, no dejando ninguna cicatriz visible. Naturalmente tampoco existe ningún tipo de rechazo, al tratarse de material autólogo, ni suelen haber reabsorción importante del material injertado. En algunos casos seleccionados, también puede realizarse un injerto extraído de Fascia Temporal o de Fascia Lata. Aumento con Permalip. Es una prótesis específica para labios fabricada en Texas, USA. Actualmente no está autorizada en nuestro país, por lo que mientras no cambie la legislación su implantación no es legal. No es infrecuente que con el paso del tiempo aparezcan desplazamientos, tanto laterales como posteriores, que requieran una reintervención. Lifting de labio superior. Lip-Lift. Es un procedimiento indicado en los casos en que la distancia de la base de la nariz al labio superior sea muy prolongada. Ello puede aparecer de forma congénita en pacientes jóvenes o que aparezca con el paso de los años, alrededor de los 50-60 años. También está indicado para evertir el labio superior en pacientes que no desean aumento de labios. El postoperatorio no es particularmente molesto, salvo por presentar unos puntos de sutura en la incisión. Las cicatrices quedan ocultas de forma imperceptible en el interior de las fosas nasales, siendo su resultado permanente. Puede asociarse a un aumento simultáneo con grasa o cualquier otro producto. Se realiza bajo anestesia local, debiendo retirarse los puntos a los 10 días aproximadamente. Puede realizarse también en el transcurso de un lifting facial u otras intervenciones. Arrugas peribucales. Nanofat. El término Nanofat se refiere a un producto derivado de la grasa extraída del paciente por liposucción mediante una pequeña cánula conectada a una jeringa. Esta grasa se emulsiona y da lugar a un líquido aceitoso con múltiples propiedades biológicas conocido como Nanofat, que contiene abundante Fracción Vascular Estromal y derivados de las stem cell o células madre. Este líquido tiene las mismas propiedades revitalizantes del injerto de grasa pero sin incrementar el volumen en las zonas donde se inyecta. Ha demostrado mejorar notablemente la calidad de la piel y es muy útil en el tratamiento de las arrugas de todo tipo, las manchas cutáneas y de las cicatrices en general. En el área perioral puede inyectarse para tratar tanto las arrugas verticales de expresión (el popular “código de barras”), así como los surcos labiomentales y nasogenianos.

Tanto el Nanofat como la transferencia grasa en general, mejora el aspecto y la calidad de la piel debido al incremento de la microcirculación vascular subcutánea gracias a un proceso conocido como neoangiogénesis. Sonrisa gingival. Toxina Botulínica. La exposición excesiva de las encías al sonreír puede ser poco atractivo para muchas personas. La causa más habitual es una hiperfuncionalidad de los músculos elevadores del labio superior. Un tratamiento muy eficaz es la inyección de Toxina Botulínica en puntos determinados del labio superior y restar algo de potencia a estos músculos. Se debe administrar la dosis adecuada para disminuir la elevación excesiva del labio superior. Si bien los resultados no son permanentes, se suelen prolongar cada vez más tras múltiples sesiones.

Resurfacing.

La mejora de la textura de la piel puede obtenerse mediante el resurfacing con Laser (CO2, Erbio) o mediante un Peeling químico medio-profundo mediante Ácido Tricloroacético o derivados del Fenol. Se recomienda realizar el tratamiento en todo el rostro. Si lo delimitamos al área perioral el enrojecimiento subsiguiente y mejora solo alrededor de la boca puede no quedar natural. Ambos procedimientos son muy eficaces para quitar manchas, eliminar las arrugas finas y mejorar el aspecto cutáneo en su conjunto. Como ya hemos mencionado, este tratamiento se puede combinar de manera simultánea con otros tratamientos. También se puede asociar a cirugías tipo Lifting de cara y cuello.

Escríbenos - Disponibles